Guía básica del ERP

Un ERP (Enterprise Resource Planning o Gestor de Recursos Empresariales) es un sistema de información integrado que surge a partir de la necesidad de las empresas en tener un mayor y mejor control sobre los procesos internos; de manera concreta, surge a partir de la necesidad de contar con información de mejor calidad para la gestión empresarial.
Una de las principales ventajas de contar con un ERP es que aparte de disminuir papeleo innecesario y automatizar algunos procesos, es que le permitirá integrar la información de distintos departamentos de la empresa en una sola base de datos, teniendo como áreas más comúnes las siguientes:

1.    Gestión financiera
2.    Ventas
3.    Compras
4.    Producción
5.    Gestión de almacenes
6.    Recursos humanos
7.    CRM

Estas áreas pueden variar según el tipo de ERP con el que se cuente, existen 3 tipos:
1.    Genéricos: estos suelen contar con las áreas básicas de los ERP; sin embargo, cuentan con funcionalidades muy básicas.
2.    Preparametrizados: este tipo de ERP suele adaptarse a una empresa según su tamaño y el sector en el que opera.
3.    Especializados: con este ERP usted podrá adaptarla según el tamaño de su empresa, el sector en el que opera y sobre todo a las especificaciones de sus procesos.

Existen diversos programas que le permiten poder controlar las áreas de su empresa de manera específica y en ocasiones suelen ser adquiridos por separado debido a que hacerlo así puede ser más económico.

Sin embargo, el contar con esta reducción de costos no significa que sea lo mejor para la empresa, como lo hemos dicho en entradas anteriores: “a veces lo barato sale caro”. Más allá de la relación costo-beneficio, realizar la compra de sistemas separados representa una gran pérdida de tiempo, ya que no se tiene la misma información dentro de un área comparada con una totalmente distinta, más que ser una ventaja puede representar una fuente de problemas.

En la industria de manufactura, por ejemplo, el área de producción es una de las de mayor relevancia debido al giro y los procesos que implican la elaboración de productos, por esta razón es que el uso de un ERP genérico no es una opción si es que se desea maximizar las funciones del sistema. Por otro lado, un ERP de manufactura nos pueden brindar las áreas específicas que requiere la empresa; sin embargo, puede que las funcionalidades no se adecuen específicamente a la forma en que se trabaja dentro de la empresa, mientras que un ERP especializado usa de manera óptima esas áreas según las necesidades de su negocio.

Contar con un ERP adecuado a las necesidades de su negocio, es garantía de optimización en tiempo y recursos ya que almacenará la información de todas sus áreas en una misma base de datos. Esta es una de las grandes ventajas que BatchMaster tiene: ser un ERP especializado en manufactura por procesos que se adapta de manera nativa a SAP Business One. ¡Imagine poder controlar su producción en el mismo sistema con el que factura, sin tener que usar programas diferentes!