Rumbo a la innovación: innovación.

Es importante recordar que antes de llegar a este punto repasamos las diferentes etapas de la producción. Seguramente, en este punto usted ya puede  identificar en qué etapa se encuentra su empresa y se encontrará en capacidad de delimitar en dónde está y a dónde desea llegar: empezar de la producción artesanal para después tomar el control de su producción, y luego automatizar sus procesos, todo esto con el fin llevar la innovación a su negocio.

Sin importar la industria en la que se desenvuelva su negocio, el mercado siempre presentará diversas amenazas que obstaculizarán su óptimo desarrollo y una de las principales amenazas, sin duda alguna, son los numerosos competidores del entorno.

La competencia es un factor que sin importar en la etapa del ciclo de vida en el que se encuentre, no podrá omitir nunca. Es por eso que la innovación tiene como objetivo que, sin importar la cantidad ni el tamaño de sus competidores, su negocio sea capaz de sobresalir sobre el resto y que sus clientes se vuelvan leales a su empresa.

El camino rumbo a la innovación parece difícil y dar el último paso es aún más complicado. Como lo hemos mencionado en los artículos anteriores, la principal barrera, antes incluso que la inversión, es la resistencia al cambio. El mayor conflicto radica en el miedo al fracaso, lo cual es entendible ya que se pone en riesgo el nombre de la empresa, así como la confianza que sus clientes tienen depositada en sus productos y servicios.

Tener una mente disruptiva e innovar representa un riesgo que muy pocos están dispuestos a tomar; sin embargo, más allá del éxito existen quienes a pesar de esa situación deciden tomar el riego de innovar las veces que sean necesarias hasta alcanzar el éxito. Uno de los ejemplos más vanales pero funcionales para entender lo que significa una mente disruptiva es el selfie stick que incluso en su época (1995) fue considerado uno de los inventos más bobos y hoy en nuestros días es considerado un gadget.

Los inventores más famosos de todos los tiempos sin duda siempre han sido objetos de burlas e incluso han sido tomados como locos debido a su forma tan poco usual de ver las cosas, siendo eso mismo lo que los ha llevado al éxito.

Tener una forma disruptiva de ver las cosas le traerá grandes beneficios. En palabras de Albert Einsten: “Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes”, entonces ¿qué espera para generar un cambio en su forma de producir?

Incluso pequeños cambios podrían traer grandes beneficios a su negocio. Con ayuda de BatchMaster y el software ERP de producción, su socio en productividad,  dé el primer paso rumbo a la innovación y traiga a su empresa grandes beneficios.