Tendencia 2017: cosmética ecológica

En la actualidad, los productos giran en torno a las necesidades de nuestros clientes, por eso es importante conocerlos, desde su estilo de vida, gustos a corto o largo plazo. Las tendencias son de gran ayuda ya que definen el comportamiento de determinado grupo de personas para actuar o desenvolverse dentro de su entorno.

A lo largo de los últimos años, hemos presenciado mayor preocupación por el medio ambiente. De manera consecuente, se inclinan más por productos naturales, biodegradables, reciclados, ecológicos, etc.

Es difícil captar estos clientes con los productos tradicionales con los que ya se cuenta, sin embargo, una problemática siempre trae consigo una oportunidad y  este caso es una gran oportunidad de negocio. ¿Se imagina satisfacer las necesidades principales de este mercado con nuevas alternativas, al mismo tiempo que satisface las colaterales, como el cuidado del medioambiente?

Parece ser una labor difícil, pues en ocasiones los éxitos significan un sacrificio. En este caso su sacrificio está representado por reformular sus productos o inclusive innovar desde cero.

Los puntos clave que buscan los consumidores en la cosmética ecológica son:

  • •Contenido mínimo de ingredientes de origen animal (únicamente aquellos que no hayan representado un sacrificio para su obtención)
  • •Sin perfumes sintéticos
  • •Ingredientes biodegradables
  • •No deben contener químicos de síntesis, modificados genéticamente o con nanopartículas
  • •Proceso de fabricación respetuoso en medida de lo posible con el medio ambiente y la salud de quienes lo elaboran
  • •Evitar el testeo en animales
  • •Evitar el uso de empaque y embalaje innecesario o no amigable con el medio ambiente
  • •Certificaciones relacionadas con cumplimiento normativo ecológico.

Siendo las certificaciones más importantes:

  • NATRUE: procedente de Bruselas, creada en 2007 buscando mantener estándares de calidad muy elevados.
  • BDIH: de origen alemán y creada en 2001, enfocada en el cumplimento de ingredientes aceptados por la organización. Se oponen tajantemente a los ingredientes genéticamente modificados.
  • ECOCERT: certificado francés fundado en 1991 que busca el máximo respeto con el medio ambiente.
  • BIO: fundada en 20012 en Francia, promueve el uso de técnicas verdes para producción.
  • ECO-Control: certificación alemana fundada en 2001, óptima para certificar sus productos con el fin de diferenciarlos de los convencionales.

Estar siempre a la vanguardia representa la diferencia entre ser la marca líder en tendencias o simplemente ofrecer el producto que cubre lo mínimo, incluso hasta llegar a la obsolescencia.

Siga nuestras cuentas de redes sociales y conozca más sobre las tendencias e innovaciones que las industrias de manufacturan viven.

BatchMaster le ayuda a superar los retos que trae consigo el estilo de vida de las nuevas generaciones al proporcionarle informació